Cinco consejos para tener una excelente entrevista laboral

Hay pocos momentos en esta vida en las que sus habilidades para hablar y comportarse en público son puestas a prueba. Uno de esos momentos es, sin duda, la entrevista laboral. Sin embargo, en la mayoría de los casos, lo que hace que este sea un momento incómodo tiene que ver más con un factor de inseguridad que de falta de preparación.

Por eso, nuestro primer consejo es el de estar tranquilo y no convertirse en una computadora. Levántese ese día con música, tómese algún tiempo para pensar cómo vestirse y coma bien antes de la entrevista. Es importante que sepa que lo que no aprendió hasta el día señalado, no lo va a aprender en 5 minutos; es decir, use los días anteriores para estudiar, investigar sobre el contexto y encontrar datos curiosos de la compañía y su entorno, sin perjuicio de que pueda usar alguno que le pareció interesante mientras viajaba al lugar de la cita.

En segundo lugar, vístase acorde con su futuro empleador; no importa si la compañía es Google, un banco nacional o la panadería de su barrio, siempre vaya bien vestido, sea con corbata o con camiseta, pero que su empleador sepa que usted es una persona seria, con actitud y profesional, que viene a ocupar un importante puesto de trabajo. Además, nunca está de más incluir un poco de imaginación en su atuendo; a veces, pequeños detalles como la bandera de su país o ciudad, una manilla o las medias que le regaló su mamá puede ser un buen pretexto para comenzar una conversación amena con su futuro empleador.

Tercero e importante: cuando esté conversando con su empleador, no recite su hoja de vida al pie de la letra. Convierta su experiencia académica, laboral y extracurricular en una historia: agregue detalles sobre los lugares en donde ha vivido, experiencias en los lugares de trabajo previo que le dieron una enseñanza sobre cómo resolver problemas, o una anécdota divertida que ponga al descubierto una de sus debilidades pero, también, la forma en la que usted la ha aceptado y superado. Recuerde, más allá de un empleado, su futuro jefe está buscando llenar la vacante con personas reales, de carne y hueso, que son capaces de generar empatía a la hora de hacer el trabajo.

Un cuarto consejo es prepararse para las preguntas difíciles: ya contestó las típicas preguntas de ¿quién es usted? y ¿cuál es una de sus debilidades?, ahora puede encontrarse con al menos otras dos problemáticas:

• Su potencial empleador puede hacerle una pregunta que requiera de razonamiento como ¿en dónde queda Suiza y con qué países comparte frontera?

o R: Para esta pregunta, aunque es importante saber las respuestas, lo crucial es mostrar el proceso de pensamiento que le permite llegar a la respuesta, dígalo en voz alta: Bueno, Suiza es un país que se ha proclamado políticamente neutral, en parte por su situación geográfica que lo pone en el centro de Europa. En ese país se hablan varios idiomas dependiendo de la zona en la que se encuentre por lo que yo diría que es fronterizo con Francia, Italia y Austria; además, mi papá solía hablarme del principado de Liechtenstein, que también es fronterizo con Suiza.

• Una pregunta que nunca falta es la de ¿qué espera usted de esta compañía y de este puesto de trabajo?
o R: Normalmente, las personas responden esta pregunta con lo que realmente esperan del puesto de trabajo, en términos prácticos. Aunque esto no está mal, resulta importante proponer nuevas perspectivas o nuevas funcionalidades de usted como empleado que le sumen valor a la compañía. Es decir, si usted escribe artículos de opinión para periódicos o páginas web, por ejemplo, hable de cómo a usted le gustaría alternar ambas actividades y cómo su aporte intelectual a la sociedad puede servir para elevar la reputación de la compañía en la que trabaja.

Finalmente, un quinto y último consejo: de las gracias, sonría, muéstrese amable y abierto con su entrevistador y con las personas que conocerá en esa primera visita a la compañía. Luego, al terminar y estar en la comodidad de su casa, envíe a su potencial empleador un correo breve de agradecimiento, sin lanzar halagos innecesarios. Esto último puede servir esencialmente para dos cosas: uno, para quedar como una persona educada, y dos, para quedar en la mente del entrevistador para futuras opciones, en caso de no ser aceptado en el primer intento.

Recuerde que nuestra Agencia lo acompaña en cada momento de su búsqueda de empleo: desde los subsidios que tenemos disponibles para las personas desempleadas, pasando por el entrenamiento para cada una de las etapas de su proceso de contratación laboral, como la entrevista de trabajo, para finalizar en su colocación efectiva en un puesto de trabajo. Tenga en mente estos consejos que le transmitimos para que usted pueda causar una primera gran impresión.

No hay comentarios

Agregar comentario

X
01
02
04
04
Logo-Agencia-Empleo-Colsubsidio-01
www.colsubsidio.com © 2016 Agencia de Empleo Colsubsidio. Todos los derechos reservados.